Logo

Gazpacho, compañero de verano

¿Un gazpacho fresquito?

Dicen los estudiosos que probablemente el origen del gazpacho pueda tener sus orígenes en la Roma clásica. Parece que en aquel entonces se consumía una pasta elaborada con aceite, pan, sal y ajos machados y a la que se agregaba agua y algo de vinagre. Salmorium le llamaban.

Se sabe que los hombres del campo de la Península Ibérica tomaban un plato muy parecido con pan desmigado, agua, aceite, ajo y sal. Era una sopa tosca con el único fin de matar el hambre.

Tras el descubrimiento de América, nuevos elementos vegetales se fueron extendiendo por Europa. Uno de ellos, el tomate, se introdujo a principios del siglo XVI en España. Hasta que se dieron cuenta de que no era una planta venenosa, en el siglo XVIII se incorporó como un ingrediente culinario más.

Aunque de orígenes dudosos, algo parecido ocurrió con el pimiento. Se cree que proviene de Bolivia y Perú. Se difundió como cultivo en toda España en el siglo XVI, lo que supuso un avance culinario importante.

Tuvo que pasar mucho más tiempo para que, en el siglo XIX, el tomate y el pimiento se incorporaran a la sopa fría o gazpacho, insustituible hoy como comida veraniega, refrescante y nutritiva.

Ciertamente, el gazpacho toma como ingredientes base al pan desmigado, agua, vinagre y aceite de oliva y, a lo largo de la historia, ha ido evolucionando agregándose a la receta primitiva otros aditamentos como tomates, pepinos, pimientos, cebolla, ajo y a veces almendras. Una guarnición perfecta para un plato delicioso.

Guarnición del gazpacho Foto Pixabay

Se ha considerado plato referente del interior de Andalucía y de ahí que su nombre más conocido sea “Gazpacho andaluz”.

Otras variantes del gazpacho imprescindibles en la cocina de verano son:

Ajoblanco
Es una sopa fría elaborada con almendras, sin tomate ni pimiento ni pepino. Delicioso.

Salmorejo
Sopa algo más espesa preparada con miga de pan “telera” con los ingredientes comunes al gazpacho habitual.

Gazpacho extremeño
A la base del gazpacho se le añade huevos crudos y se liga. Se suele comer con trozos de pan. Muy nutritivo.

Gazpacho toledano
La única diferencia es que se come la verdura a trozas, no se pasan por la batidora, solo se aliña.

Gazpacho caliente
Es una de las variantes especial del gazpacho andaluz que se cree es una receta del siglo XIX. Parte de la base usual, pero en cambio se usan ñoras y pimientos asados. Representante de pueblos malagueños y gaditanos en donde lo suelen acompañar con lo que la tierra ofrece en cada momento como aceitunas aliñás, higos…

En todo caso y en cualquier circunstancia, la boca se nos hace agua si pensamos en tomar un riquísimo gazpacho frío, saboreado con calma para refrescarnos los cálidos almuerzos del verano.

Salmorejo Foto Pixabay
Salmorejo Foto Pixabay

Si continúas navegando en nuestra web consideramos que estas de acuerdo con nuestras políticas de cookies. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close